Portada » Fútbol Colombiano » Sanción de no creer: Junior de Barranquilla recibió tremendo golpe desde la Dimayor

Sanción de no creer: Junior de Barranquilla recibió tremendo golpe desde la Dimayor

Junior de Barranquilla recibió una sanción económica por una razón que a muchos les parece descabellada. ¿Están de acuerdo?

Por: Luis Lora
2 Minutos Tiempo de lectura
La sanción de no creer al Junior de Barranquilla

La actualidad del Junior de Barranquilla en la Liga Betplay ha estado marcada por situaciones inusuales y polémicas. Aunque se había especulado sobre el posible regreso de Teófilo Gutiérrez, el club emitió un comunicado desmintiendo esa posibilidad. Sin embargo, la atención se centró en una sanción impuesta por la Dimayor al equipo.

Lea también: Expulsión evitable: dejó al Deportivo Cali con 10 por reclamarle al cuarto árbitro

El Junior fue multado con un total de 13 millones de pesos debido a una situación peculiar en dos partidos de la temporada. Según el reporte del comisario de campo, el equipo salió a la cancha del estadio Metropolitano en dos ocasiones con la presencia de 12 niños, lo cual está prohibido por las normativas. Esta situación se presentó en el juego de ida de la Superliga contra Millonarios y se repitió en el primer partido de la Liga Betplay ante Bucaramanga.

Junior de Barranquilla recibió sanción por los niños en la cancha

La multa económica se basa en el incumplimiento de las disposiciones establecidas por el organizador del campeonato en relación con el desarrollo de los partidos, protocolos de seguridad e identificación, premiaciones y cualquier otra disposición reglamentaria vinculada con el espectáculo deportivo. Según el Artículo 78 del Código Disciplinario de la FCF, este tipo de sanciones se aplica cuando un club no cumple con las normativas establecidas.

Tomado de X.

El hecho de que la sanción esté relacionada con la presencia de niños en la cancha ha generado sorpresa y críticas en las redes sociales. La normativa parece establecer requisitos específicos para la presencia de niños en el campo, como la limitación a un número máximo de 11, correspondiente al número de jugadores en el campo. La situación ha despertado la curiosidad y la incredulidad de los aficionados, quienes expresan sus opiniones en las plataformas digitales.