Pesos pesados: tres jugadores que Gareca vetará si llega a Colombia

Ricardo Gareca está casi que confirmado para dirigir a la selección Colombia y viene con mano dura. Tres históricos no jugarían más.

Por Adrián Barcasnegras
Collage Gareca y plantel colombiano. Foto: Getty Images.

La danza de nombres que maneja la Federación Colombiana de Fútbol se reduce cada vez más. En un inicio sonaban Marcelo Bielsa, Alberto Gamero, Marcelo Gallardo y Luis Alberto Suárez, pero parece ser que ninguno de estos será. Los medios colombianos dan por sentada la llegada de Ricardo Gareca y el argentino ya planearía la confección de la plantilla.

Ricardo Gareca se caracteriza por apelar al momento futbolístico de los jugadores más que por el pasado que puedan tener. La estricta actualidad es fundamental para él y eso significa que el que mejor esté será el que jugará. Teniendo en cuenta esto, habrán jugadores afectados.

Los que sufrirían con la llegada de Gareca

Los dos primeros son nombres que pesan mucho en el seleccionado tricolor y para muchos, algunas veces han sido convocados por lo que son como institución para el equipo, no por cómo están futbolísticamente: Yerry Mina y James Rodríguez.

Aquellos que compartieron vestuario en el Everton inglés están teniendo problemas parecidos. Ambos están sufriendo con su físico por culpa de las constantes lesiones y ven pocos minutos. La situación de James Rodríguez es aún más crítica por el nivel de la liga donde se encuentra, ante esto, Gareca decidiría darle la oportunidad a otros que vengan demostrando.

El último nombre es el de Jefferson Lerma. La sobrepoblación que hay en el mediocampo colombiano con jugadores como Mateus Uribe, Wilmar Barrios, Gustavo Cuellar y Víctor Cantillo, dejarían relegado al mediocampista del Bornemouth que nunca ha sido regular con la camiseta del combinado tricolor.

También se supo que el estratega argentino, que conoce muy bien el fútbol colombiano y es ídolo del América de Cali, pidió controlar las divisiones inferiores de la selección Colombia. Es evidente que le apuesta al futuro y estos tres jugadores hacen parte de los que para él deberían dar paso a las nuevas generaciones.