Portada » «Messi me destruyó mentalmente»: la dura confesión de histórico defensor del Milán

«Messi me destruyó mentalmente»: la dura confesión de histórico defensor del Milán

Por

«A los diez minutos de partido caí exhausto». Al futbolista le toco vivir 4 partidos en la Champions League 2011-2012 contra la versión más letal de Lionel Messi.

Messi ante Milán en 2012. Foto: Tomada de internet

Los años 2011 y 2012 son recordados como la era más letal de Lionel Messi en su carrera. El argentino dio un recital en Wembley en 2011 en la final de la Champions que el Barcelona ganó ante el Manchester United y el año siguiente, aunque no levantó ‘La Orejona’, fue el goleador con 14 goles y rompió el récord de más goles en un mismo año calendario (91). 

Una de las víctimas de ‘La Pulga’ en ese periodo fantástico de la historia reciente del F.C Barcelona fue Alessandro Nesta, campeón del mundo con Italia en el 2006 que ya estaba en el ocaso de su carrera, quien se midió ante ‘Leo’ cuatro veces en la UEFA Champions League 2011-12. 

Dos vece la fase de grupos, juegos que concluyeron con un 2-2 en el Camp Nou y triunfo catalán en el Giuseppe Meazza 2-3, en el estadio ‘milanesco’ marcó un tanto el astro suramericano. En los cuartos de final se volvieron a encontrar e ‘Il Capitano’ tuvo que padecer al gran jugador blaugrana en la vuelta. 

En Italia se dio un 0-0 que dejó la llave a favor del ‘rozzonero’ que se ilusionaba con encontrar el gol de visitante para sobrepasar al Barcelona más difícil que pudo haber existido, con Xavi, Iniesta, Piqué y Messi en momentos únicos. No lo logró. El argentino se paseó por su casa y acabó «mentalmente» a Nesta, como el mismo lo expresó este lunes al medio  ITA Sport Press. 

En la vuelta, un contundente 3-1 de Barcelona sobre AC Milán le dio el cupo a semifinales, instancia en la que cayó ante aquel recordado Chelsea de Roberto Di’ Mateo. El defensor italiano fue a quien más le costó el encuentro, le cometió dos penales a Messi que determinaron el rumbo de su equipo en la competición. 

¿CÓMO LO VIVIÓ NESTA? 

 «A los diez minutos de partido le di una patada y caí al suelo exhausto, podía ver las estrellas. Y de inmediato me estaba dando la mano para levantarme. Ahí me destruyó mentalmente», confesó el campeón del mundo. 

Sin lugar a dudas el partido significó mucho para Alessandro, quien se retiró dos años más tarde de aquella fatídica eliminación en el Camp Nou. Cabe mencionar que fue campeón de la Champions con el Milán en 2003 y 2007. 

«Lo que me deprimió es que se había ido diez veces en diez minutos y yo estaba empezando a luchar a los 37. En el minuto diez le di una patada y caí al suelo exhausto, podía ver las estrellas. Y de inmediato me estaba dando la mano para levantarme. Allí me destruyó mentalmente. ¿Sí entiendes? Estaba en el suelo y cuando a los dos segundos abro los ojos veo su rostro con la mano al frente que quería ayudarme a levantarme. Allí me destruyó mentalmente», complementó el ex futbolista para finalizar.