Terror en Buenos Aires: hinchas de Racing atacan a los del Deportivo Cali

Los hinchas del Deportivo Cali que viajaron a Buenos Aires sufrieron la peor de las represalias. En días pasados, se hizo viral un video en el que los caleños reconocían haber robado una de las banderas más preciadas de la hinchada de Racing; estos no se quedaron de brazos cruzados y salieron a la búsqueda de los responsables. Lo raro era que los verdes llegaron a la Argentina para ver el partido de su equipo ante Boca Juniors, por el cierre de la fase de grupos en la Copa Libertadores. 

Al parecer, los aficionados caleños habrían sido víctimas de torturas en las últimas horas. Todo en tono de venganza por parte de la hinchada de la ‘Academia’. Fueron cientos de personas las que dieron con el paradero de los que habrían robado el trapo en días anteriores y, según el periodista Pablo Carrozza, recibieron un trato sumamente delicado que relató el comunicador a través de su cuenta de Twitter. Actos reprochables por parte de ambas parcialidades que luchan en un entorno lejano al juego. 

Hinchas del Deportivo Cali atrapados por los de Racing

“Cerca de 200 barras de Racing salieron de madrugada por las calles de CABA a cazar a los colombianos que robaron la bandera. En simultáneo hubo un allanamiento en la casa en la que filmaron el video. El trapo ya no estaba. mucha atención al banderazo de Cali en el Obelisco”, detalló Carrozza en su red social. Esto ocurre apenas el martes y el juego ante Boca Juniors se llevará a cabo el próximo jueves. No hubo ningún dispositivo de acompañamiento de las autoridades para prevenir los hechos. 

“Atraparon en un hotel de Once a dos barras de Cali que aparecían en el video con la bandera de Racing. La chica se había ido a la madrugada y el restante desapareció el viernes 3:40 con el trapo. Luis Paul ya está identificado. Sospecho que aparece en las próximas horas. La barra de Racing secuestró y torturó a los dos colombianos en un hotel de mala muerte de Av. Corrientes. Los iban a tener ahí encerrados hasta que apareciera la bandera. Los vecinos escucharon gritos y llantos, llamaron a la policía y los tuvieron que soltar”, concluyó Carrozza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba