Por si creían haberlo visto todo: lo echaron del club por tirarse pedos en el vestuario

Su club no aguantó más la indisciplina a internas del vestuario y tuvo que pagar la más grave de las consecuencias.

Por Juan Pablo Oclassen
club

Después de cinco meses de abandonar el Olympique de Lyon, se supo la verdadera razón por la que Marcelo, zaguero central brasileño, salió del club francés. Una de las razones más raras que existen para despedir a un jugador y vaya que han existido razones de indisciplina con mucho más peso para suspender a un futbolista. Incluso, por ese motivo estuvo más de cuatro meses relegado al filial, fue apartado tras una derrota ante el Angers en agosto del año pasado. 

Lyon pasó de hacer una muy buena Champions League en el 2020, a estar ocupando la octava posición de la Ligue 1. Está destinado a no participar en ninguna competencia europea en la próxima temporada; los dirigidos por Peter Bosz no pudieron hacer frente a la campaña y nunca levantaron el rendimiento; más allá de tener un Lucas Paquetá que brilla al margen con la selección brasileña. 

Lo echan del club por algo insólito 

En cuanto al jugador despedido, Marcelo, se fue cedido al Girondins de Burdeos en enero por decisión de su compatriota e ídolo en Lyon, Juninho Pernambucano, quien evidenció la mala conducta del defensor tras una derrota ante el Angers, en la que hizo un autogol. Les llamó “conductas inapropiadas” y es que el zaguero se tiraba flatulencias y hacía bromas en momentos inadecuados; por ejemplo, tras esa derrota y su gol en contra llegó al camerino a lanzarse pedos y reírse. 

Cinco temporadas pasó el ex Santos en el conjunto francés y salió de la manera más insólita posible. Después de ser enviado al filial, se fue libre en el mercado invernal sin derecho a nada. En el Burdeos ha jugado 9 partidos en este 2022, todos como titular. Es algo todavía más difícil de comprender cuando se piensa en que es un futbolista experimentado; llevaba buen tiempo en el club y que tiene 34 años de edad.