«No los juzgo»: a los futbolistas de Jaguares les sale un defensor

Deportivo Independiente Medellín no se presentó a su juego frente a Jaguares debido al paro armado en la ciudad de Montería.

Por David Suárez P

El paro armado en la ciudad de Montería tiene a toda la población en riesgo. Las personas no pueden salir a la calle con tranquilidad y la gran mayoría de negocios tuvieron que cerrar debido a la situación de orden público. No obstante, la Dimayor se mostró indolente e hizo que se jugara el partido entre Jaguares y Medellín.

La palabra «jugar» es un decir, pues la División Mayor del Fútbol Colombiano se negó a aplazar el juego a sabiendas que el equipo paisa no iba a viajar a Montería. Tras su derrota por ausencia, el Deportivo Independiente Medellín publicó un comunicado oficial con el título: «Ningún partido es más importante que la integridad de las personas».

El «Poderoso», además, aseguró que Jaguares no aceptó la propuesta de buscar una sede alterna para disputar el compromiso. Esta situación ha traído varias reacciones en contra de la Dimayor y el equipo de Córdoba. Futbolistas como Sebastián Viera y Fernando Uribe no se quedaron atrás y opinaron al respecto.

El abogado del diablo: en medio de la polémica defienden a Jaguares

La mayor parte de las críticas hacia los hombres de Jaguares están direccionadas a la falta de empatía y conciencia social. Los jugadores saltaron al terreno como si todo estuviese normal e incluso soltaron unas cuantas risas durante los actos protocolarios. Aún así, el futbolista Andrés Correa mostró su apoyo a los celestes por medio de las redes sociales.

«No los juzgo. También llegué a sentir miedo por perder mi trabajo», afirmó el defensor del Deportivo Pereira. «Apoyo la valentía de ambos equipos: DIM por no estar y Jaguares por mostrar las cosas que nos toca vivir», dijo el ‘Pecoso’.

Aunque el trino de Correa generó múltiples reacciones a favor y en contra, la reflexión final deja un gran aprendizaje para el fútbol y la sociedad colombiana. «Nuestra voz no tiene valor y al parecer la vida tampoco», sentenció.