El aviso de Guardiola: “Esto no es LaLiga, es la Champions”

Pep Guardiola tiene bastante historia con Real Madrid y presagia un nuevo capítulo muy vibrante en Champions League.

Por Adrián Barcasnegras
Rueda de prensa de Guardiola. Foto: Getty Images.

Pocos partidos generan tanta tensión como una semifinal de UEFA Champions League. Manchester City y Real Madrid se enfrentarán en el estadio Santiago Bernabéu en un partido que promete ser vibrante y lleno de drama. Aunque Manchester City es el que lleva la ventaja, Pep Guardiola reconoce que deben ser igual de buenos que en la ida.

El español ha ganado ‘la Orejona’ en varias ocasiones. Ha logrado eliminar al Real Madrid con Barcelona e hizo lo propio la temporada anterior con el mismo Manchester City, pero sucumbió ante el gigante blanco dirigiendo a Bayern Múnich.

Con ese recuerdo en su cabeza, el exmediocampista analizó lo que será el juego. Contó que hay mucho respeto para Real Madrid e intentarán tener un partido tan bueno como el de ida, sin importar que ya lograron sacar ventaja.

Para eliminar al Madrid, sabemos que hay que hacer dos buenos partidos; no vale solo con uno o con ganar el primero. Somos dos buenos equipos, lo vimos hace una semana. Ellos son campeones en España, nosotros estamos intentando ser campeones aquí. Dije hace una semana que estamos en la semifinal para intentar estar en la segunda final consecutiva», explicó Guardiola.

En los últimos años, Manchester City pasó de ser un equipo con poco bagaje en la UEFA Champions League a ser uno de los frecuentes animadores. Eso genera que los jugadores adquieran experiencia en la grandes citas, aún así, Pep Guardiola afirma que eso no garantiza nada.

El hecho es que hemos estado en esta situación con bastante frecuencia en los últimos años. Hemos estado aquí y lo hemos hecho bien y sabemos cómo manejar la situación, pero no es garantía de jugar bien. Sabemos que tenemos que hacerlo bien y dar lo mejor de nosotros para llegar a la final

Pep Guardiola

Solo faltan horas para el duelo de este miércoles y ya se vive a tope desde ambos lados. La llave está totalmente abierta y el resultado quedó muy cerrado en la ida.