¿Fracasado?: Osorio sacó las garras y respondió con todo

Juan Carlos Osorio habló y le respondió a todos sus críticos, los cuales le catalogaron como 'fracasado', luego de su salida del América.

Por Jhonatan Blanco
Juan Carlos Osorio

Juan Carlos Osorio se convirtió en uno de los entrenadores más polémicos en el último tiempo del fútbol colombiano. Su paso por el América de Cali parece haber redireccionado su carrera hacia las constantes críticas por parte de los medios deportivos.

Luego de su salida del cuadro ‘escarlata’, el entrenador risaraldense sintió un leve alivio por el ataque y el ambiente fuerte que atravesaba en América, siendo un equipo con resultados que poco gradaban a su hinchada.

Una de las palabras que más sonaron alrededor de Osorio fue la de ‘fracasado’, ya que su carrera después de dirigir a la selección mexicana tuvo un desiquilibrio importante. Sin embargo, el estratega no cree que su carrera pueda tener esa connotación final.

Juan Carlos Osorio les respondió a sua críticos

En medio de una charla con el portal deportivo As, Osorio respondió a todos sus detractores de una manera serena y un poco más calmada:

«Los títulos que gané con Nacional están ahí y eso no admite discusión. Eso no lo puede quitar nadie, pero yo creo que se aprende más de los fracasos. Ahora, hay que hacer una salvedad: una cosa es fracasar y otra ser un fracasado. Me parece que en los dos últimos proyectos he fracasado, pero ser un fracasado no«.

Además, siguió insistiendo en que su idea de interpretar el fútbol puede ser ejecutable de manera postiva aún, dejando de lado las críticas en las que le aconsejaban que dejase esa manera de dirigir tan ‘arcaica’.

«Todavía sigo aprendiendo y me sigo preparando. De contar con una nómina importante, yo creo que esa idea de juego se puede ejecutar”.

Por otro lado, Juan Carlos Osorio ha tenido ofertas por parte del fútbol mexicano para dirigir al Chivas de Guadalajara, la cual no aceptó por discrepancia con los directivos del club.

Incluso, se habló de la posibilidad de dirigir a la selección Colombia, tema que él mismo decidió silenciarlo hasta nueva orden, por todo el revuelo que generaron su palabras sobre el deseo que tenía de ser el entrenador del seleccionado cafetero cuando Reinaldo Rueda ocupaba el cargo aún.