Iván Mejía no cree que cambie la selección Colombia con un DT nuevo

Para el periodista Iván Mejía, la selección Colombia no tomará un rumbo distinto hasta que la dirigencia no sea otra.

Por Juan Pablo Oclassen
selección Colombia

Este lunes 18 de abril, la Federación Colombiana de Fútbol anunció que Reinaldo Rueda dejó de ser el técnico de la selección Colombia. Muchos candidatos para tomar el puesto salieron en menos de 24 horas, pero Ramón Jesurún, presidente del FCF, negó que se haya hecho contacto con algún director técnico para ofrecerle el trabajo. Ricardo Gareca, Marcelo Bielsa, Juan Carlos Osorio y Gustavo Alfaro, de quien se rumoreó que dejaría Ecuador después de Catar 2022, aparecen entre los opcionados.

“No he hablado con ningún técnico, solo con el profesor Rueda. No hay ninguna posibilidad de que hablemos con un técnico que ahora tenga una vinculación o esté clasificado al Mundial (…) Totalmente falso, es una calumnia. No es cierto, (Alfaro) no está en los planes nuestros. Mucho menos cuando es una selección hermana, que está clasificada con todos los méritos. No hay absolutamente nada. Lo descarto”, dijo Jesurún. 

Iván Mejía, sobre el próximo DT de la selección Colombia

El periodista colombiano Iván Mejía aprovechó el despido de Rueda para dar su opinión sobre la Federación y el próximo entrenador. Para él, lo malo no son los entrenadores, sino la planificación que se le da al fútbol colombiano desde la administración de la FCF. Es decir, el problema es Ramón Jesurún. «Sin planificación y sin trabajo de campo, es imposible triunfar. Salió Rueda, la víctima de turno, ya llegará otro, pero el Covid dirigencial sigue ahí. No hay relevos, el presente es malísimo y el futuro es incierto porque, sin sembrar, no hay cosecha», expresó el analista deportivo a través de Twitter. 

Luego, lanzó un comentario sarcástico sobre la posible llegada de Marcelo Bielsa al banquillo cafetero, después de que el argentino fue despedido de su cargo en el Leeds de la Premier League: «¿Saben cuánto dura Bielsa con don Ramón y su carnal Alvarito? Sí, un Dorito”.