El arquero que se volvió defensa en el polémico juego entre Águilas Doradas vs Boyacá Chicó

Por

Un partido para pensar.

Águilas Doradas vs Boyacá Chicó. Juan David Valencia rechazando una pelota en suelo. Foto: Internet

Juan David Valencia, arquero suplente de Águilas Doradas, fue el mejor central en el partido entre su equipo y Boyacá Chicó, encuentro plasmado de polémica por la situación en la que este se dio.

El portero de 28 años había disputado muy pocos partidos con el club dorado en la actual campaña, y el domingo pasado salió como una de las figuras en la saga defensiva de Águilas, rechazando jugadas de peligro y evitando goles, pero sin las manos. 

Juan David es oriundo de Medellín, y aquel día, jugó un partido que no olvidará, y es que desde los 11 años no jugaba fuera del arco.

En una entrevista realizada al portal, As Colombia, dijo: 

 «Es una experiencia bastante particular. Desde que me dijeron que iba a jugar como defensa central me sentí asustado y ansioso, pero con ganas de cumplir ese reto de la mejor manera. Fue puro corazón y la valentía, aunque en ocasiones del partido me sentía desorientado. Hicimos una labor muy linda pese al resultado».

Aunque muchos se encargaron de tirar dardos al club de Tunja, las cosas en la cancha fueron diferentes, Valencia comenta que los jugadores de Chicó les reconocían el esfuerzo realizado:

«Para ellos es una situación muy angustiante por lo que están viviendo con el descenso. Ellos nos molestaban, nos decían que ya no estábamos jugando por nada, que ya habíamos aguantado mucho, pero igual nosotros estábamos enfocados en aguantar todo lo que fuera posible. Al final ellos nos decían que no era culpa de ellos y que nos felicitaban por esa entrega y esa gallardía».

Los jugadores del equipo antioqueño han sido catalogados como héroes, por la hinchada del FPC, y es que jugaron un partido de la Liga BetPlay con siete jugadores, el cual se dio por circunstancias de Covid19, y ellos eran los únicos jugadores disponibles de la plantilla, los demás estaban contagiados.

En la vida, como en el deporte, las adversidades se pueden superar con gallardía y templanza. Por el hecho de que solo sea un partido de fútbol, no deja de ser una enseñanza: de cuidado ante los inconvenientes que vivimos en el hoy por la pandemia, y de resistir con poco ante las circunstancias negativas que se nos presentan.

Y algunos dicen que es solo fútbol.